Los campeones del mundo vuelven al trabajo

Dos meses después de coronarse campeones del mundo, la selección española absoluta masculina se concentrará el próximo día 31 de marzo para preparar la tercera y cuarta jornada de clasificación para el Campeonato de Europa de Dinamarca 2014. Enfrente, los de Valero Rivera tendrán como rival a la selección nacional de Macedonia. Los partidos se disputarán los días 3 (17:30h. en Skopje) y 7 (12:30h. en Guadalajara) de abril.

El técnico nacional, Valero Rivera, seguirá contando con el mismo bloque de jugadores que jugaron el Mundial en el mes de enero. El único jugador que se añade a la convocatoria es Raúl Entrerríos, que sustituirá a su hermano Alberto, ya retirado. De este modo, la selección está formada por los siguientes jugadores: Arpad Sterbik y José Manuel Sierra bajo palos; Víctor Tomás, Albert Rocas, Valero Rivera y Aitor Ariño en los extremos; Julen Aginagalde y Gedeón Guardiola en el pivote; Jorge Maqueda, Ángel Montoro, Antonio García, Viran Morros, Joan Cañellas, Raúl Entrerríos, Daniel Sarmiento y Carlos Ruesga como primeras líneas. La concentración dará comienzo el domingo 31 de marzo en Castelldefels, y el lunes (8:00h.) la expedición saldrá desde Barcelona rumbo a Skopje, donde se celebrará una sesión de entrenamiento a las 19:00h.

Sobre los enfrentamientos con Macedonia, Valero Rivera señala que “serán dos partidos muy duros, especialmente el que jugamos allí. Macedonia fue cuarta en el Campeonato de Europa de Serbia 2012, realizando un brillante torneo, y en este Mundial, pese al resultado final, hemos de tener en cuenta que empataron con Rusia, y perdieron de 3 al final del partido con Dinamarca, lo que les abocó a cruzarse con Alemania en octavos apeándoles del torneo. Es un grupo de jugadores muy buenos, que contarán con una afición volcada y que tendrán como aliciente extraordinario derrotar a los vigentes campeones del mundo”.

“Son dos partidos muy importantes para nosotros, ya que podemos certificar la clasificación para el próximo Europeo 2014, pero repito, Macedonia es un gran equipo, por lo que no podemos caer en ningún tipo de relajación”, explica el técnico.